Desarrollando Soluciones: Franjas Cortafuegos con Placas semirrígidas

En una edificación, encontraremos dos zonas ideales para ser protegidas mediante la instalación de Franjas cortafuegos utilizando placas semirrígidas. Una de ellas es la zona de encuentro entre el forjado y la fachada, la otra es la zona de encuentro entre la medianera y la cubierta. Veamos a continuación las soluciones a estos casos.

Caso 1. Instalación de Franja Cortafuego en la zona de encuentro entre el Forjado y fachada.

Cuando las fachadas son de tipo adosadas, es común que presenten problemas al momento de un incendio. Es que, el fuego puede propagarse a través de los orificios entre el muro cortina que sirve como fachada con el forjado, como entre los agujeros que se presentan entre dicho muro y la medianera.

En estos casos, la Norma establece que el nivel exigido  de protección ante el fuego, debe mantenerse hasta la zona de encuentro con el muro de fachada. Mientras que el valor requerido tendrá que tomarse basándose en el riesgo del incendio y por supuesto en la norma reguladora.

Desarrollo de la solución

El sistema ideal para la solución en estos casos, consiste en la instalación de franjas mediante paneles de lana de roca con alta densidad (165 Kg/m3). Cada panel es sujetado al forjado, mediante soportes especiales de metal. De esta forma se vuelve completamente independiente del muro que sirve de fachada, pues, por sí solo, logra alcanzar el nivel que exigen las normas, en cuento a la resistencia contra el fuego.

Caso 1. Instalación de Franja Cortafuego en la zona de encuentro entre la medianera y la cubierta

En el caso que la medianera ubicada entre dos edificaciones, entre naves industriales o entre los sectores de incendio dentro de una edificación, logren toparse con la cubierta, la normativa actual establece la colocación de, como mínimo, 1 metro de franja con un nivel de resistencia mínimo igual a la mitad del requerimiento para dicha pared medianera. De esta forma se logra evitar que el incendio se propague hacia otros sectores del edificio, o hacia la edificación colindante.

Desarrollo de la solución

El sistema ideal para la solución en estos casos, consiste en la instalación de franjas mediante paneles de lana de roca con alta densidad (165 Kg/m3). Cada panel es sujetado a la cubierta, mediante soportes autoportantes de metal. Mientras que, a la pared se ancla mediante ciertos métodos de fijación. Así se logra que el sistema cortafuegos sea completamente independiente a la estructura y la cubierta, cumpliendo de esta manera con la norma actual.